Inflación: Qué es, tipos y recomendaciones

¿Qué es la inflación?

La inflación es un aumento generalizado en los precios de los bienes y servicios de una economía durante un determinado periodo de tiempo. 

Existe inflación cuando los precios en una economía aumentan en forma sostenida. Es decir, cuando la media de los precios del conjunto de bienes y servicios de un país suben constantemente.

Un ajuste drástico de precios puede provocar dos inconvenientes: 

-La pérdida de poder adquisitivo de los ciudadanos: En otros términos, si la subida de los salarios no es proporcional a la suba en los precios, el poder adquisitivo de las personas bajará. Esto significa que con el mismo dinero podremos comprar menos cosas que antes.

-La disminución del ahorro: La inflación provoca que el dinero pierda valor. Esto motivará a las personas a consumir y gastar rápidamente, en lugar de ahorrar, dado que el dinero valdrá menos en el futuro.

¿Cuáles son los principales tipos de inflación?

-Inflación moderada: Aquí nos encontramos frente a una elevación lenta de los precios. Los precios se mantienen estables y con aumentos que no llegan al 10% anual. En estos escenarios, las personas suelen estar dispuestas a comprometerse en contratos a largo plazo, porque estarán tranquilos y seguros de que el nivel de precios no se alejará lo suficiente del valor de un bien que puedan vender y/o comprar.

-Inflación galopante: Aquí los niveles de inflación son de dos o tres dígitos en el plazo de un año, es decir, un producto puede triplicar su precio en este lapso, provocando una gran pérdida del poder adquisitivo. Cuando se llega a establecer este tipo de inflación, surgen grandes cambios económicos. Y como el dinero pierde su valor de una manera muy rápida, las personas tratarán de mantenerse con lo indispensable para el sustento. 

-Hiperinflación: Aquí los aumentos de precios superan más del 1000% anual. Esto provoca graves crisis económicas, ya que el precio de los bienes y servicios resulta altamente excesivos. En ocasiones, hasta puede darse que el valor del dinero llegue a ser menor que el costo del propio papel impreso. Durante este tipo de inflación, la población buscará gastar el dinero rápidamente antes de que pierda totalmente su valor.

Para enfrentar la inflación en el día a día recomendamos tener en cuenta los siguientes puntos:

 -Informarse y asesorarse constantemente:  En este sentido, es preciso estar al tanto de las novedades y escuchar a especialistas en el tema que pueden ayudarlo de la mejor forma. Te invitamos a leer El papel central de un asesor financiero.

-Ser conscientes del presupuesto: Conocer y actualizar nuestro presupuesto es imprescindible para poder tomar decisiones adecuadas. 

-Planificar los gastos: Es importante evaluar los gastos cotidianos y mucho más aún los grandes gastos, teniendo en cuenta los valores a futuro. En ambos casos, la planificación es esencial para poder realizar compras inteligentes. 

-Cancelar deudas rápidamente: Realizar pagos en tiempo y forma evitará pagar intereses que van aumentando mes a mes y que en algunos casos están sujetos a la inflación. Esto también, impedirá tomar riesgos innecesarios y podrá disponer mejor de su presupuesto futuro. 

-Ahorrar: Ahorrar en dólares es una buena opción frente a la caída de la moneda local. Te sugerimos leer ¿Por qué ahorrar en dólares?

-Invertir: Para ganar dinero en lugar de perderlo, se puede destinar un monto de dinero para obtener mayores rendimientos anuales que la tasa de inflación. 

Somos la Fintech que cumplirá tus objetivos financieros. Te invitamos a abrir tu cuenta en NowFis Capital. En todo lados, NowFis. 

Quiero Info

Continúa leyendo nuestros post: