• Lun. May 16th, 2022

NowFis Ideas

Finanzas+Ventas+Actualidad

Se suele decir que Albert Einstein definió al interés compuesto como la fuerza más poderosa del universo, la octava maravilla del mundo ¿Suena mágico? A continuación, te contamos más.

En economía, el interés compuesto es aquel que se va sumando a un capital inicial y sobre el que se van generando nuevos intereses. En otras palabras, el interés compuesto consiste en la acumulación de rendimientos sobre rendimientos anteriores. 

En este caso, el dinero tiene un efecto multiplicador porque los intereses producen nuevos intereses. Por eso, el interés compuesto es un gran aliado para los inversores, ya que permite acumular riqueza a largo plazo. 

Por el contrario, el interés simple no acumula los intereses generados. Es decir, que a diferencia del interés compuesto, en un modelo de interés simple sólo se calculan los intereses sobre el capital inicial prestado o depositado, mientras que en una situación de interés compuesto los intereses se van a sumar y producir una nueva rentabilidad junto al capital inicial. 

En otros términos, las dos grandes diferencias entre el interés compuesto y el simple es que en el caso del interés simple no se suma al capital para poder generar nuevos intereses y se calcula sobre el capital que se ha depositado en el inicio, por lo cual el interés que se obtiene en cada periodo será siempre el mismo.

Para calcular cómo aumenta el capital a lo largo del tiempo se puede aplicar la siguiente fórmula:

«Cn = C0 (1 + i) n» 

Donde “C0” hace referencia al capital inicial, “i” a la tasa de interés, “n” al periodo de tiempo considerado y “Cn” al capital final resultante.

En síntesis, el interés compuesto hace referencia al rendimiento que ofrece el interés de tu aporte al principio de la inversión y que permite generar nuevos beneficios.

Por lo tanto, cuanto antes comiences a planificar tu futuro financiero más posibilidades tendrás de beneficiarte con el interés compuesto. ¡Asesorate con los mejores especialistas y descubrí cómo tus metas financieras pueden hacerse realidad!.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.