• Mié. Dic 8th, 2021

NowFis Ideas

Finanzas+Ventas+Actualidad

¿Has visto la película En busca de la felicidad? En esta oportunidad, te contamos la conmovedora historia de Chris Gardner, un emprendedor, autor, conferencista y padre soltero que inspiró la exitosa película protagonizada por Will Smith.  

Christopher Paul Gardner nació el 9 de febrero de 1954 en Milwaukee, Wisconsin. Su infancia no fue fácil, su padre lo abandonó y su padrastro era violento. Sin embargo, su madre siempre lo animó a creer en sí mismo. 

Uno de los primeros empleos que tuvo fue de asistente en investigaciones clínicas en la Universidad de California, pero la medicina no le apasionaba y decidió buscar otro rumbo. Gardner invirtió todos sus ahorros en la compra de escáneres portátiles. No obstante, este negocio no tuvo éxito porque los aparatos no tenían mucha demanda. 

En el plano de su vida sentimental. En 1977, se casó con Sherry Dyson, una experta en matemáticas, pero el matrimonio no funcionó y tuvo una relación con Jackie Medina, una estudiante de odontología, que tampoco prosperó. El 28 de enero de 1981, nació su hijo, Christopher Jarrett Gardner Medina, la persona que lo inspiró a salir adelante a pesar de todo. Gardner decidió que cuidaría de su hijo él mismo y siempre le brindaría el apoyo que él no había tenido. 

No permitas que nadie diga que eres incapaz de hacer algo, ni siquiera yo. Si tienes un sueño, debes conservarlo. Si quieres algo, sal a buscarlo y punto.

Chris Gardner

Su vida tuvo un golpe de suerte cuando conoció a Bob Bridges, un exitoso corredor de bolsas en un estacionamiento. Él manejaba un deslumbrante Ferrari rojo y Gardner le preguntó acerca de su trabajo. Bridges le presentó al director de una firma que lo invitó a sumarse a sus programas de capacitación.

Ese momento fue crucial para su vida y a pesar de todas las dificultades económicas que atravesaba, Chris decidió participar de la pasantía como corredor de bolsa. La misma ofrecía una carrera prometedora al final de un período de entrenamiento no remunerado de seis meses.  

Durante este periodo, Gardner debió afrontar momentos muy difíciles con su hijo, por una multa, se quedó sin dinero y sin un lugar para vivir. Por esta razón, él y su hijo tuvieron que dormir en parques, baños de estación de trenes, refugios y atravesar muchos obstáculos.

Al mismo tiempo, ponía su máximo esfuerzo en la pasantía y llegó a realizar aproximadamente 200 llamadas por día. En 1982, luego de superar el tiempo de prueba, fue contratado como empleado de tiempo completo. Después de todo lo que había pasado, encontró su felicidad.

 La gente que no logra conseguir sus sueños suele decirles a los demás que tampoco cumplirán los suyos.

Chris Gardner

A partir de ese momento, su vida cambió radicalmente. Gardner se destacó en su trabajo y luego de muchos años, decidió independizarse. En 1987, fundó Gardner Rich & Co, en Chicago, Illinois con una inversión de 10 mil dólares. Posteriormente, logró fundar su empresa Christopher Gardner International Holdings, con sucursales en San Francisco, Nueva York y Chicago.

Sus empresas eran tan exitosas que logró venderlas por cifras millonarias para dedicarse a otras actividades. Gardner se convirtió en un famoso filántropo, coach motivacional y conferencista. En este camino, ha inspirado a muchas personas a luchar por sus sueños y ha ayudado económicamente a muchas fundaciones y causas benéficas.

Su libro autobiográfico, The Pursuit of Happyness, se convirtió en un Bestseller del New York Times y el Washington Post. El mismo fue traducido a más de cuarenta idiomas y su éxito le permitió publicar su segundo libro, Start where you are.  

En 2006, se estrenó la película, En busca de la felicidad,  basada en su historia y protagonizada por el actor Will Smith y su hijo, Jaden Smith. La misma está repleta de escenas icónicas que nos recuerdan que a pesar de las adversidades debemos luchar por lo que queremos. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *