• Mié. Dic 8th, 2021

NowFis Ideas

Finanzas+Ventas+Actualidad

Una habilidad esencial para un profesional de ventas es la gestión correcta del tiempo. El tiempo, al igual que el dinero, es un recurso limitado, por lo que se requiere aprender a gestionarlo bien.

Existen varias razones por las que es necesario aprender a gestionar bien el tiempo: En primer lugar, el tiempo es imprescindible para alcanzar los objetivos, por lo que una mala gestión de este tiempo impedirá alcanzarlos.

En segundo lugar, porque la mala gestión del tiempo, sumada a las demás actividades que tiene que hacer un vendedor, es una fuente de estrés. 

¿Cómo gestionar el tiempo de forma eficaz? Para gestionar bien el tiempo un profesional de ventas requiere:

Planificar: En este camino, es preciso realizar una planificación realista. Para ello,  se aconseja dedicar entre 15 y 30 minutos cada mañana para planificar bien el día o la semana. Asimismo, al finalizar el día, se sugiere revisar las desviaciones sobre el plan previsto, es decir reconocer que actividades precisan más tiempo y reorganizar las acciones al día siguiente.  

Existen varias herramientas que te pueden ayudar a organizarte mejor. Por ejemplo, tener un cronograma de actividades y llevar una agenda diaria para asignar un horario y un tiempo a cada tarea. Además, es muy útil armar un listado de tareas pendientes para no olvidar ninguna de ellas.

-Saber priorizar: Aquí será clave poder distinguir entre lo urgente y lo importante. Las cosas que son urgentes siempre requieren una atención inmediata. no obstante,  si no son importantes, no hacerlas, no debería tener consecuencias serias. En cambio, no atender las cosas importantes siempre tendrá consecuencias. 

En este sentido, será conveniente asignar inmediatamente a cada tarea entrante una categoría, según la urgencia e importancia relativa de la misma, en lugar de esperar al final del día para hacer la clasificación o, peor aún, resolverlas según el orden de llegada, de forma cronológica, ya que corremos el riesgo de llegar demasiado tarde a alguna de las tareas urgentes e importantes que requerían una acción inmediata.

Consejos para gestionar bien el tiempo:

-Crear una rutina diaria que se adapte a tus necesidades, te ayudará a cumplir con tus responsabilidades.

Asignar tiempo exclusivo de trabajo para evitar cualquier tipo distracciones. Por ejemplo, es recomendable destinar horas especificas del día para revisar y responder correos electrónicos. Además, podemos silenciar el celular durante las reuniones y cuando estés haciendo algo importante.

-No hay que postergar siempre las tareas, especialmente, aquellas que son a la vez urgentes e importantes. Por ello es importante saber priorizar y programar cuando realizar las actividades previamente.

-No hay que intentar hacer demasiadas cosas a la vez, en muchas ocasiones es más útil enfocarse en algunas tareas que no ser productivos. La capacidad de multitarea es muy limitada en la mayoría de las personas.

-Es preciso ser ordenado, no sólo con tu agenda, sino también con tu espacio de trabajo. De esta forma, no perderás tiempo buscando cosas. Este consejo también se aplica a tu computadora y correo electrónico, organiza y etiqueta tus archivos en carpetas para poder localizarlas fácilmente.

-De ser posible, tener cuentas profesionales separadas de las personales, para no tener interferencias en tu tiempo productivo y en tu tiempo de descanso.

Reservar algo de tiempo para ocuparte de lo inesperado, ya que siempre siempre suele ocurre algo que demande de atención inmediata.

-Tener objetivos claros. Poder establecer tus objetivos te permitirá concentrar tu energía de trabajo en lo que realmente quieres lograr.

-Establecer una fecha límite para los proyectos. En este sentido, es sugerible asegurarse de que la estimación de su duración es realista y que no será tan sólo una fuente de preocupación.

-Hay que asegurarse de que las tareas más importantes coincidan con las horas más productivas del día, ya sea por la mañana o por la tarde, cuando estás más descansado o más tranquilo, eso dependerá de cada persona.

-Organizar tus visitas a los clientes por zonas o por rutas, así evitarás cruzar la ciudad de un lado a otro constantemente.

-Realizar primero todas aquellas tareas que se puedan resolver más rápido, ya que tener muchas tareas pendientes puede distraerte e impedir que te concentres.

-Aprender a pedir opiniones y delegar tareas. Tal vez seas un experto en diferentes cuestiones, pero a veces será útil pedir ayuda en aquellas que no dominas o puede encargarse alguien más.

Una de las habilidades más valoradas en un profesional en ventas es la correcta gestión del tiempo, ya que el orden y la planificación permiten asignar el tiempo indicado a cada tarea y resolverlas de mejor forma. Por lo tanto, saber administrar el tiempo permitirá que un vendedor pueda trabajar mejor y ser más productivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *