• Mié. Dic 8th, 2021

NowFis Ideas

Finanzas+Ventas+Actualidad

El término fintech nace de la unión de las palabras en inglés: Finance (Finanzas) + Technology (Tecnología). Las fintech surgieron a finales de la década de los ‘80 y principios de los ‘90. Pero, fue relativamente hace pocos años que su uso comenzó a expandirse más allá de los grupos especializados en finanzas. 

Una de las razones es que en sus inicios, era complicado determinar a qué se dedicaban las fintech exactamente y la tecnología no era la misma que la que disponemos actualmente.  

Las fintech pueden aprovechar perfectamente la tecnología para brindar mejores servicios financieros, a un menor costo y asistiendo a más personas. Las tres características más reconocibles son la rapidez, la seguridad y transparencia que ofrecen. 

La clave está puesta en la tecnología, ya que desde un dispositivo móvil con buena conexión a internet se pueden resolver todos los trámites, compras y pagos que deba realizar una persona cotidianamente. 

Como mencionamos antes, en un principio no estaba bien definido cuáles eran los servicios que brindaban. No obstante, ahora es posible afirmar que las empresas que conforman el ecosistema fintech pueden agruparse en las siguientes categorías: Financiamiento colectivo, seguridad informática, préstamos, pagos y transferencias, servicios fintech B2B, inversiones, insurtech, blockchain y criptomonedas.

Hoy en día, incluso podemos precisar en detalle las áreas y sectores sobre los que actúan las fintech: 

-Banca móvil

-Big data y modelos predictivos

-Compliance

-Crowdfunding

-Criptomonedas y monedas alternativas

-Mercado de divisas

-Gestión automatizada de procesos y digitalización

-Gestión del riesgo

-Pagos y transferencias

-Préstamos P2P

-Seguros

-Seguridad y privacidad

-Servicios de asesoramientos financiero

-Trading

En otras palabras, los principales servicios que otorgan son las operaciones con divisas, los préstamos y créditos online, tarjetas prepagas, operaciones bancarias como pagos online, compra y venta de monedas extranjeras y transferencias de dinero entre cuentas de personas del mismo país y/o desde otros países.

En el contexto actual, las fintech pueden desarrollar soluciones específicas para las necesidades puntuales de las personas y empresas. Y gracias a ellas, cada vez más personas pueden acceder a servicios financieros de calidad con costos más accesibles.

El Estudio Fintech 2020, Ecosistema argentino del BID (Banco Interamericano de Desarrollo)  señaló que “En el año 2020, nos encontramos con un ecosistema Fintech que duplicó en cantidad de jugadores al vigente en el 2018. A pesar del contexto macroeconómico vigente desde mediados del 2018 y de la crisis sanitaria generada por la pandemia COVID-19, la industria siguió creciendo, tanto en cantidad de jugadores como en volúmenes de actividad y ofertas de servicios”. 

Y además, concluyó que “La oportunidad es inmensa. Por eso, esta industria de servicios financieros tecnológicos ha experimentado un crecimiento exponencial en los últimos años a pesar de los vaivenes del contexto macro y microeconómico. Existen millones de personas ávidas de poder acceder a su primer crédito, su primera inversión, su primer pago o cobro digital, su primer ahorro programado, su primer seguro, su primera criptomoneda y un sinfín de ‘primeras veces’ que son posibles gracias a la tecnología”. 

La coyuntura actual ha sido propicia para que las fintech puedan expandirse y se augura un futuro más que prometedor. Esto abre un abanico inmenso de oportunidades y crecimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *