• Mié. Dic 8th, 2021

NowFis Ideas

Finanzas+Ventas+Actualidad

Para generar más ventas debemos valernos de todas las herramientas a nuestro alcance. Por ello, es recomendable transmitir mensajes concisos y eficaces. 

En promedio, las personas reciben muchos correos electrónicos por día, por lo cual es preciso llamar la atención y destacarse de los demás mensajes en la bandeja de entrada de nuestros prospectos. 

En este camino, hay que ser creativos y pensar en nuestro cliente. En ese sentido, se recomienda demostrar que valoramos su tiempo. Por lo tanto, los mensajes no pueden ser demasiado largos, ni decir a gritos “sólo quiero venderte algo”. 

Independientemente de si nuestro cliente abre o no el correo electrónico, leerá las primeras líneas del mismo. «El asunto» es una excelente oportunidad para causar impacto. Por ello, en lugar de hablar únicamente sobre la venta en el asunto del e-mail, podemos ofrecer contenido de valor, beneficios y/o soluciones.

Para redactar correos más atractivos te brindamos los siguientes consejos:

-Escribir un asunto breve y llamativo. Puede incluir preguntas, ya que los interrogantes generan curiosidad. 

-Presentar el producto y/o servicio destacando en que puede ayudar al cliente. 

-Hablar de las ventajas y los beneficios del producto y/o servicio.

-Despejar las dudas generales.

-Mencionar casos de éxito que puedan conmover e identificar al cliente.

-Incluir contenido de valor que te diferencie de la competencia.

-Agregar enlaces y botones para que el cliente pueda seguirnos en todos nuestros canales de comunicación.

El E-mail Marketing conforma un aspecto esencial en el crecimiento y gestión de un negocio. Los correos son una excelente herramienta para comunicarnos con los clientes y la oportunidad perfecta para ofrecer contenido de calidad y de valor.

Por tanto, será importante distinguir en qué momento del proceso de ventas se encuentra la relación con el cliente, ya que no será lo mismo enviar un correo para entablar un primer acercamiento que un e-mail de post venta. A continuación, distinguiremos los principales e-mails de ventas:

-Correo de contacto Inicial: Aquí realizar un primer acercamiento exitoso será clave. El prospecto ha iniciado una acción para conocernos, ya sea suscribiéndose a nuestro newsletter o escribiéndonos a alguno de nuestros canales de comunicación. Por ello, hay que tener en mente una sola intención, por ejemplo, presentarnos u ofrecer una bienvenida.

Es importante saber condensar la propuesta de valor en una sola línea, ya que resultará tentador enumerar la mayor cantidad de características posibles del producto y/o servicio, pero todas las acciones que estamos realizando conducirán al momento de abordar en profundidad la propuesta.

-Correo de propuesta de venta: Aquí ya sabemos que el cliente tiene interés en conocer nuestra propuesta. Igualmente, es recomendable utilizar la estrategia del Elevator Pitch. La misma consiste en brindar un discurso de pocos segundos dónde se presente de manera precisa una idea, emprendimiento y/o negocio ante potenciales clientes. El Elevator Pitch no es un discurso de venta y recibe su nombre por el poco tiempo empleado, similar a un viaje en ascensor que podría durar entre 20 y 60 segundos.

Los e-mails orientados a la venta son los más difícil de encarar, por lo tanto hay que enfocarse en los elementos centrales. Ya que, los detalles pueden desarrollarse en una posterior reunión personal o video llamada. 

-Correo de seguimiento: Este e-mail se envía unos días posteriores a la última comunicación enviada. Aquí el asunto puede ser “Lo siento, te extrañe” o «Queremos saber de vos», por ejemplo. Estos correos son para recuperar la comunicación y hacerle saber al prospecto que no nos olvidamos de él. Esto demostrará que hemos estado pendiente de su caso y ayudará a saber si puede seguir adelante la relación o es momento de enfocarnos en otros clientes que estén dispuestos a cerrar la venta. Aquí puedes cerrar el mensaje con preguntas como “¿Sigues interesado?” o “No dudes en contactarnos”.

Los correos electrónicos son una invitación a que los clientes nos conozcan más y crear un vinculo. Por lo tanto, un e-mail sólo debe tener un objetivo claro.

En resumen, hay que tener en cuenta el momento del proceso de venta en cual se encuentre nuestra relación con el cliente y los mensajes deben ser cortos, precisos y relevantes. Igualmente, debemos darle mucha importancia a redactar el asunto de forma llamativa y en lo posible, no demostrar únicamente intenciones de venta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *