• Mié. Dic 8th, 2021

NowFis Ideas

Finanzas+Ventas+Actualidad

¿Cuál es la actitud necesaria para encarar un proyecto?

Anteriormente, hablamos sobre las posibilidades de financiación que nos puede brindar el crowdfunding y el capital semilla. Además, destacamos la importancia de tener un plan claro y ordenado. Por ello, en esta oportunidad hablaremos sobre la actitud.

La actitud que se tenga a la hora de presentar la propuesta es fundamental para encarar un proyecto. Ya que, el inversor quiere ver la actitud necesaria por parte de quien presenta la idea para saber si va a poder llevar adelante el desafío y superar todas las dificultades que cualquier proyecto implica. Esto es muy importante y se puede trabajar en ello para poder lograr la actitud adecuada.

Por lo tanto, para presentar un proyecto es fundamental que el inversor vea que las ideas están ordenadas y que se cuenta con la actitud necesaria. En otras palabras, la actitud con la que encaremos el proyecto puede marcar la diferencia.

Por ello, a continuación destaremos algunos puntos claves para tener la actitud correcta y aportar valor añadido al proyecto en el que trabajas:

-Ser responsables: Ser conscientes de nuestras responsabilidades, nos ayuda a actuar en conformidad con ellas.

-Ser flexibles: Poder adaptarse a las situaciones y al trabajo en equipo, por ejemplo, hará que podamos enfrentar mejor las vicisitudes que puedan presentarse.

-Ser puntuales: Acudir a reuniones, entregar documentos y realizar las tareas en tiempo y forma nos ahorrará discusiones y hará que el proyecto avance de manera fluida.

-Ser coherentes: Actuar en concordancia a lo que se dice y promete nos hace ser personas confiables y respetables.

Ser proactivos: Es decir, tomar activamente el control y decidir qué hacer en cada momento, anticipándose a lo que pueda ocurrir. Esto nos ayudará a conseguir los cambios que deseamos en nuestro entorno. 

Ser positivos: En otras palabras, intentar encontrar el lado positivo a un problema, sin que la negatividad nos paralice. 

-Ser agradecidos: Esto no sólo mejorará el clima de trabajo, sino que nos ayudará a valorar los logros alcanzados.

-Querer aprender constantemente: Es muy importante no perder nuestro interés por formarnos continuamente y por aprender nuevas herramientas y procesos.

-Ser creativos: Si tenemos la actitud de pensar continuamente qué podemos mejorar y aportar a nuestro proyecto, será más fácil que se nos ocurrirán ideas que aporten valor.

-Concentrarnos: Dedicar tiempo de valor a nuestras actividades hará la diferencia, ya que será tan útil dedicar más tiempo, pero sin el enfoque necesario.

-Ser profesionales: Un profesional es quien intenta reunir todos los aspectos antes mencionados. Esta siempre debe ser nuestra meta, no parecer personas improvisadas, sino ser alguien que sabe a dónde quiere llegar.

Definitivamente, tener una buena actitud es esencial para el éxito de nuestro proyecto. Dado que, la actitud es una decisión de compromiso con nosotros mismos y con el desafío que hemos emprendido. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *