¿Cuál es la diferencia entre ahorro e inversión?

En muchas ocasiones se utilizan los conceptos de ahorro e inversión como sinónimos. Sin embargo, aunque estén estrechamente relacionados, en realidad son muy diferentes. Por ello, es importante conocer sus diferencias y similitudes.

La primera diferencia que podemos destacar, radica en el destino del dinero. Por un lado, en el ahorro se guarda dinero para disponer de él en el futuro cercano o lejano y por otro lado, en la inversión, se emplea una parte del dinero, con el propósito de obtener una ganancia extra y mayor a la del ahorro, ya sea en el corto, mediano o largo plazo.

Y la principal similitud que presentan es que en ambos casos renunciamos a disponer de nuestro dinero en el presente inmediato esperando poder obtener un beneficio.

Ahorro

Hablamos de ahorro cuando guardamos dinero para poder disponer de él en el futuro. Decidimos no gastarlo en el presente, poniéndolo en un lugar seguro y sin riesgo. Por ejemplo, podemos conservarlo en efectivo o en una cuenta bancaria. 

Se trata básicamente de separar una parte de nuestro ingreso mensual con el fin de resguardarlo para cubrir algún tipo de imprevisto o destinarlo a un determinado objetivo como comprar una casa, empezar un negocio, viajar y/o prepararse para tener una mejor jubilación.

Te sugerimos leer El ahorro asociado a la libertad financiera

Inversión

Hablamos de inversión cuando renunciamos a gastar el dinero en el presente para que en el futuro nos aporte una ganancia extra. A diferencia del ahorro, en las inversiones arriesgamos nuestro dinero y por ello obtenemos un mayor compensación. 

Por ejemplo, podemos invertir nuestro dinero en muchísimas cosas, desde algo inmaterial como la educación hasta activos financieros como en la Renta fija (letras, bonos, obligaciones), la renta variable (acciones), fondos de inversión y/o derivados.

Entonces, ahorro e inversión se distinguen en:

-Tiempo: En el ahorro, pensamos en emergencias o necesidades a corto plazo, mientras que en las inversiones consideramos el crecimiento a largo plazo. 

-Nivel de Riesgo: En el ahorro, el riesgo es relativamente bajo, casi no existe ningún peligro de perder capital, mientras que en las inversiones el nivel dependerá del tipo de producto, pero siempre existe cierto riesgo. 

-Rentabilidad: A la hora de ahorrar, obtendremos poca rentabilidad o nula, incluso, a veces será menor que la tasa de inflación, mientras que en las inversiones si bien la rentabilidad es incierta, suele ser alta. 

-Ventajas: Cuando ahorramos el dinero, la principal ventaja es que estará seguro y fácilmente disponible en caso de necesidad y por su parte, en el terreno de las inversiones, podremos encontrar gran variedad de productos con diferentes combinaciones de rentabilidad y riesgo que le permiten a cada persona elegir el producto que se mejor se adapte a sus necesidades y preferencias.

Por lo tanto, en el ahorro el objetivo primordial es guardar una parte del dinero para que poder disponer de él cuando las circunstancias lo requieran, mientras que en las inversiones el fin es valorizar el capital para incrementarlo exponencialmente. 

Te invitamos a inscribirte en nuestra conferencia: Conviértete en un Estructurador Financiero Eficiente.

Quiero Info

Continúa leyendo nuestros post: