USA: Espirito Santo Plaza, 1395 Brickell Ave. Suite 800, Miami, FL 33131.
+1 786 375 9034
hola@nowfis.com

Crowdfunding, el financiamiento que se expande

Generamos Riqueza para Cambiar Vidas

Crowdfunding, el financiamiento que se expande

crowdfunding-se-nos-ha-ido-de-las-manos-la-moda-de-la-limosna-digital_180213_1361201391_58_Por Julieta Schulkin
No todo es capital de riesgo ni crédito tradicional en el mundo de los emprendimientos. Cada vez más consumidores y usuarios comunes se animan a participar de una práctica que aprovecha la escala y el alcance que ofrece la tecnología, en general, e Internet, en particular, con montos que pueden ir desde $ 2 hasta miles de dólares para impulsar proyectos y empresas.
En 2012, las plataformas de la financiación colaborativa o crowdfunding lograron sumar, en todo el mundo, u$s 2.700 millones. Esta inyección de capital financió a más de 1 millón de campañas, lo cual representa un 81% más que el año anterior. La tendencia promete seguir en alza: para 2013, el sitio de crowdfunding.org y la empresa Massolution, compañía de investigación especializada, pronostican un aumento de las contribuciones a un total de u$s 5.100 millones. Por regiones, los datos recabados revelan que, en los Estados Unidos, la categoría más popular era Música y Tecnología; en México: Diseño y Educación; en Brasil: Impacto Social y Música; en Chile: Tecnología, Cine y Video; en Uruguay: Cine, Video y Social; y en la Argentina: Música y Editorial.
En el país, entre los sitios más utilizados figura Idea.me, empresa de crowdfunding fundada por Sebastián Uchitel y Eduardo Constantini (hijo), en 2011. Por su parte, a nivel global, Kickstarter es la plataforma que marca tendencia. El sitio comenzó a funcionar hace tres años, en Nueva York, y hoy participan en él donantes de 177 países. Desde sus inicios, según datos propios, más de cuatro millones de usuarios sumaron u$s 618 millones, financiando más de 41.000 proyectos. Entre los proyectos impulsados hay obras expuestas en el Museo de Arte Moderno (MOMA) de Nueva York. Otro foco es el cine donde, hoy, películas financiadas vía Kickstarter hacen al 10% de las películas aceptadas por festivales estadounidenses, como Sundance, Tribeca, entre otros. Seis films fueron, incluso, nominados para los premios de la Academia y uno, ?Inocente?, se alzó con el Oscar, al mejor corto documental, en la edición de 2013. En la Argentina, los dos últimos años vieron nacer múltiples alternativas de la práctica. Una es BananaCash, que figura como plataforma crowdfunding para proyectos de teatro y cine, fundada por Guillermo Narbaitz, Javier La Banca y Juan Ozcoid, en 2011. En el mismo año, los emprendedores tucumanos Leandro Diaz Romero y Gerardo Werchov crearon Proyectanos.com, iniciativa creada para ?financiar idea creativas? con aportes desde $ 2 en adelante. Por su parte, TuMecenas.com, ideada por la entrepreneur Giselle Gallo, ofrece fondeo para proyectos de música, video, medios, solidaridad, comida e inventos en general. Otros sitios que impulsan la movida son Panaldeideas.com o Groofi.com, por nombrar algunos.
Modelo local
?A nivel mundial, el crowdfunding está creciendo a pasos agigantados y esto se ve reflejado no sólo en el crecimiento de la industria sino también en todos las oportunidades que se generan alrededor de esto. Por ejemplo, agencias de PR especialistas en este tipo de financiación, plataformas de post-venta de productos exitosos en crowdfunding, y managers de campañas?, dice Pia Giudice, directora Regional de Proyectos y Comunicación de Idea.me.
La empresa fundada con aportes de inversores como Tiburcio de la Cárcova (Wanako Games; Atakama Labs) y Mariano Suárez Battan (Three Melons; Mural.ly), cuenta hoy con oficinas en la Argentina, Chile, México y Uruguay. Abarca la Argentina, Brasil, Chile, Uruguay y el mercado hispano de los Estados Unidos. ?En América latina, aún hay mucho por explorar, muchas oportunidades en torno a modelos de negocio y conocimiento de los colaboradores?, revela Giudice. Desde la firma argentina admiten que Kickstarter fue la inspiradora. «Marca la tendencia en los Estados Unidos, junto con Indie Gogo, que trabaja muy bien en la capacitación y webinars para creadores», dice la ejecutiva de Idea.me, que tuvo una inversión inicial de u$s 1 millón y que, por cada proyecto que aparece en la plataforma, cobra una comisión del 5% de lo recaudado. Según datos propios, la iniciativa suma hoy 18.000 colaboradores que aportaron financiación. Coincidiendo con los datos relevados por crowdfuning.org y la Massolution, las categorías más exitosas son: Editorial, Música y Cine, y Video.
Abrir camino
Otro ejemplo local de la fondeo colaborativo es la plataforma gpscultural.com.ar. Se trata de una iniciativa sin fines de lucro, llevada a cabo por Eme Desarrollos Culturales (emedc.com. ar), una asociación civil de igual origen, dedicada a la consultoría y los servicios de gestión cultural con base en Buenos Aires. Sus directores son Bruno Maccari, Graciana Maro y Pablo Montiel.
Permite a creadores, gestores y emprendedores localizar, seleccionar y compartir las principales fuentes de financiamiento cultural a nivel regional. Desde GPS Cultural, no habían tenido experiencia previa en crowdfunding. ?Cada una de nuestras iniciativas conlleva un plan de recursos diferenciado en función de sus objetivos, metas, destinatarios, partners, entre otros. GPS Cultural es una herramienta colaborativa para la sustentabilidad del sector cultural de la región. Utilizamos financiamiento participativo a través de la campaña ‘Todo suma’ (N.d.R. vía Idea.me), con el objetivo de solventar una parte de la producción del mapa. En nuestro caso, más que por una necesidad recaudatoria, apelamos al crowdfunding porque nos resultaba muy estratégico comunicacional e ideológicamente?, sostiene Maccari.
Y continúa: ?El proyecto se lanzó antes del cierre de la campaña de recaudación, algo bastante extraño para estos sitios. Pensamos que era una buena forma de decir: ?primero lo hacemos, lo compartimos y lo ponemos a disposición de la comunidad cultural de la región??. Luego, si quieren y pueden contribuir, los usuarios pueden hacerlo y validar la iniciativa. ?No sólo desde el aporte económico, sino también desde la carga y el aporte de información financiera, que es un recurso tanto o más valido que el económico?, concluye Maccari.
Cabe resaltar que GPS Cultural no se entiende como plataforma exclusiva de financiamiento colectivo, sino como un mapa de alternativas para proyectos culturales, dentro del cual el crowdfunding es una vía, entre varias. GPS Cultural fue lanzada oficialmente hace dos meses en el Malba, apoyado también por la Alianza Francesa, sede del programa anual de capacitación.
Datos del mercado indican que, en América latina hoy ya funcionan más de 27 iniciativas de crowdsourcing, que a su manera también marcan la diferencia de los gustos e intereses de sus usuarios. Detrás de Brasil, la Argentina es el país con mayor cantidad de iniciativas contabilizadas en la región, según el relevamiento anual y global que realizan en Massolution. El dato permite pensar que, en tiempos de Internet, la creación de empresas y proyectos, cada vez más depende de que una buena idea logre captar el interés de muchos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1
Hola, en que podemos ayudarte?
Powered by
Follow by Email
Facebook
Facebook
LinkedIn
Instagram