USA: Espirito Santo Plaza, 1395 Brickell Ave. Suite 800, Miami, FL 33131.
+1 786 375 9034
hola@nowfis.com

Con retornos de hasta 25%, el campo argentino le gana a las inversiones tradicionales

Enseñamos Gratis para Cambiar Vidas

Con retornos de hasta 25%, el campo argentino le gana a las inversiones tradicionales

En tiempos en que la volatilidad se apoderó de los mercados financieros, el campo argentino ofrece interesantes alternativas de inversión con un riesgo medio y rendimientos anuales de hasta 25% en pesos.
Para los inversores locales, invertir en el sector agrícola-ganadero ganó además un nuevo atractivo desde la instauración en el país de las restricciones a la compra de divisa extranjera, porque brinda la posibilidad de dolarizar los ahorros sin la necesidad de comprar moneda estadounidense, ya que a través de los fondos y fideicomisos destinados al sector se puede ingresar en pesos a un negocio que se rige completamente en dólares.
“Los fideicomisos agropecuarios brindan una posibilidad de invertir en trabajo y producción argentina, es decir, permiten entrar en el ciclo productivo del país. Además es una alternativa vinculada a un sector de la Argentina, que tiene muchos años de historia, y al que le va muy bien. A su vez, es una inversión que está atada al dólar, por lo que en los tiempos de incertidumbre actual, permiten al inversor estar dolarizado”, señaló Florencia Tortorella, directora de GestionAr, compañía especializada en servicios agropecuarios y financieros.
La empresa lleva adelante el Fideicomiso Gestionar I, que permite invertir de forma simultánea en los sectores agrícola y ganadero argentinos.
El monto mínimo para ingresar en este fideicomiso es de $20.000 y ofrece un rendimiento anual estimado de 25% en pesos en el caso de la inversión agrícola, mientras que la inversión ganadera, que tiene implícito un menor riesgo ante el impacto climático, brinda por ende una tasa más acotada, de entre el 18 y 21por ciento.
El período de integración de este fideicomiso es de abril a junio, pero existe una posibilidad de integrar durante el resto del año haciendo una presuscripción que combina una inversión financiera de renta fija, indicó Tortorella.
Soja, la estrella
El fondo de inversión agropecuario Hecke Agro es otra de las alternativas que permite apostar al campo y multiplicar los ahorros. Este fondo, que invierte en la compra y venta de cereales a futuro y participa en distintos proyectos vinculados al agro, está dirigido principalmente a pequeños y medianos inversores.
Hecke Agro está nominado en dólares pero su ingreso se realiza en pesos al tipo de cambio oficial y el mínimo requerido para suscribir es el equivalente a 5.000 dólares.
Según destacó Francisco Mendonça, director de negocios agropecuarios de Grupo Hecke, el fuerte del negocio del fondo, cuyo rendimiento promedio anual se ubica entre el 12 y el 14% (descontadas ya las comisiones), es actualmente la soja.
“La ventaja de invertir en soja es que su negociación tiene mucha menos volatilidad, por lo que es una muy buena alternativa frente al mercado de acciones local, que está bastante golpeado”, afirmó Mendonça.
Debido a su estructura, Hecke Agro permite una diversificación de la inversión y una mayor independencia de los factores climáticos. Además se puede ingresar en el fondo en cualquier momento del año.
En lo que va del año, la soja –hoy el cultivo estrella de la Argentina– acumula un incremento en su precio de 23,44% en el mercado de Chicago.
Variado
Más allá de los cereales y las vacas, el sector agropecuario argentino ofrece una amplia variedad de alternativas de inversión.
Entre estas opciones se encuentra Altos de Tinogasta, que brinda la posibilidad de invertir en la producción de vinos y aceite de oliva.
Se trata de un modelo de negocios de Real State Productivo que, bajo la modalidad de un fideicomiso, permite con una inversión mínima de 41.000 pesos y cuotas fijas de 1.400 pesos comprar una parcela de la finca de viñedos y olivares ubicada en la provincia de Catamarca, que entrará en producción a partir de marzo de 2013.
“En este momento macro de la Argentina es un muy buen refugio de valor, como para capitalizar el ahorro. Hoy hay pocas alternativas de inversión que sean rentables. Además se trata de una inversión 100% productiva, en donde el que ingresa es dueño de la tierra y el producto final, el cual después puede comercializar directamente a precio de mercado”, explicó Diego
El rendimiento de Altos de Tinogasta es progresivo, ya que está ligado directamente a la producción, y hoy se calcula entre el 10 y el 20% anual sobre el capital invertido.
“Mientras que una inversión tradicional en plazo fijo en un período de 3 años arrojó un rinde promedio del 40%, la variación del dólar oficial osciló un 23% y el dólar informal o el de arbitraje un 63%, la capitalización en inversiones agroinmobiliarias alcanzó rindes cercanos al 100% en el mismo período”, indicaron desde la compañía.
Según destacan sus gerenciadores, los fideicomisos y fondos agropecuarios están destinados a cualquier tipo de inversor y no se requiere un conocimiento previo del negocio del campo para ingresar.
El mayor riesgo en el caso de la producción agrícola es el impacto climático, mientras que en el sector ganadero aún persiste un importante atraso de los precios de la hacienda, que se espera se vaya actualizando de forma gradual.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1
Hola, en que podemos ayudarte?
Powered by
Follow by Email
Facebook
Facebook
LinkedIn
Instagram

Te has suscrito correctamente a todos los servicios informativos de NowFis

Se produjo un error al intentar enviar tu solicitud. Inténtalo de nuevo.

NowFis will use the information you provide on this form to be in touch with you and to provide updates and marketing.